Guía de viaje Braşov

Turismo Braşov | Guía Braşov

Te va a encantar Braşov

Situada en la tierra de Drácula, Brasov es una de las ciudad más históricas y fascinantes de Rumanía. Rodeada del misterio y la leyenda que caracteriza a Transilvania, destila el encanto del medievo y el encanto literario y cinematográfico que siempre ha rodeado a este personaje mítico.

Hace tiempo que Brasov ha dejado de ser esa ciudad pretérita, cerrada y un tanto pueblerina que fue antaño. En la actualidad ha sabido evolucionar para proporcionar una experiencia vacacional acogedora, moderna y muy dinámica. De hecho, se ha convertido en una gran ciudad europea con todo tipo de servicios, actividades y experiencias agradables.

La localidad te invita a probar su extraordinaria gastronomía tradicional, a recorrer sus castillos, a practicar deportes al aire libre y a visitar incomparables mercados navideños. Es, por ello, un destino vacacional muy sugerente y satisfactorio para toda la familia.

Las 5 mejores razones para visitar Braşov

1. El castillo sangriento

El Castillo de Bran es la fortaleza en el que vivió el famosísimo torturador transilvano Vlad el Empalador, en el que se basó el escritor Bram Stoker para crear el personaje mítico de Drácula en su aterradora novela. Por sí mismo, Vlad es, también, un referente sumamente carismático: un príncipe valano que se caracterizó por su crueldad y sus asesinatos masivos.

2. Poiana Brasov

Si eres aficionado al esquí, no puedes dejar de visitar esta popular estación de esquí que atrae anualmente a miles de visitantes italianos, húngaros y rumanos. Deslízate por sus pistas, para distintos niveles, y pásatelo en grande sobre tus esquís.

3. Libearty Bear Sanctuary Zarnesti

Este espacio natural de 70 kilómetros cuadrados es un refugio seguro para las poblaciones de osos negros y pardos de Rumanía. Con un poco de suerte, podrás avistar a alguno de ellos en su hábitat natural. ¡Pero ten mucho cuidado al hacerlo y déjate asesorar por los especialistas!

4. Iglesia de San Nicolás

El centro histórico de Brasov acoge esta ornamentada iglesia ortodoxa en la que tu espíritu se eleva y tu emoción se activa. Seas creyente o no, no deberías perdértela.

5. Tâmpa

Esta imperial montaña domina la ciudad de Brasov y la enmarca de un modo espectacular, mostrando su nombre en letras gigantescas. Podrás llegar a ella utilizando un teleférico y sacar fotos panorámicas espectaculares.

1. El castillo sangriento

El Castillo de Bran es la fortaleza en el que vivió el famosísimo torturador transilvano Vlad el Empalador, en el que se basó el escritor Bram Stoker para crear el personaje mítico de Drácula en su aterradora novela. Por sí mismo, Vlad es, también, un referente sumamente carismático: un príncipe valano que se caracterizó por su crueldad y sus asesinatos masivos.

2. Poiana Brasov

Si eres aficionado al esquí, no puedes dejar de visitar esta popular estación de esquí que atrae anualmente a miles de visitantes italianos, húngaros y rumanos. Deslízate por sus pistas, para distintos niveles, y pásatelo en grande sobre tus esquís.

3. Libearty Bear Sanctuary Zarnesti

Este espacio natural de 70 kilómetros cuadrados es un refugio seguro para las poblaciones de osos negros y pardos de Rumanía. Con un poco de suerte, podrás avistar a alguno de ellos en su hábitat natural. ¡Pero ten mucho cuidado al hacerlo y déjate asesorar por los especialistas!

4. Iglesia de San Nicolás

El centro histórico de Brasov acoge esta ornamentada iglesia ortodoxa en la que tu espíritu se eleva y tu emoción se activa. Seas creyente o no, no deberías perdértela.

5. Tâmpa

Esta imperial montaña domina la ciudad de Brasov y la enmarca de un modo espectacular, mostrando su nombre en letras gigantescas. Podrás llegar a ella utilizando un teleférico y sacar fotos panorámicas espectaculares.

Qué hacer en Braşov

1. Visitar la Iglesia Negra

La Iglesia Negra está considerada como la atracción más importante de Brasov. Su llamativo y delicado interior es, fundamentalmente, la causa de ello. De estilo gótico y construida en el siglo XIV, adquirió popularmente el calificativo de "negra" tras un devastador incendio que sufrió en el siglo XVII. Cuenta con un órgano de 4000 tubos, cuyos recitales se llevan a cabo tres veces por semana. ¡Consulta el cronograma de eventos para no perdértelos: son incomparables! Además, no pierdas de vista las hermosas alfombras de Anatolia que acompañan a los bancos.

2. Experimentar la vida cotidiana en Brasov

La Plaza del Consejo o Piata Sfatului es el corazón moderno de Brasov, el lugar que atrae a todos los visitantes por sus diversiones y en el que resulta sencillo conocer el día a día de los lugareños de esta ciudad. Recientemente renovada, esta plaza resulta visualmente muy atractiva y se encuentra próxima al Museo de Historia del Condado, que presenta muestras y referencias de cuando se realizaban ejecuciones públicas en esta plaza. Afortunadamente, actualmente su uso es muy distinto: la música folclórica y los mercadillos la ocupan casi todos los días de la semana.

3. Callejear por Schei

Durante la Edad Media, Brasov fue una ciudad profundamente dividida entre la élite sajona y húngara y la mayoría rumana marginada, que quedaba reducida al pintoresco Schei, un vecindario estrecho plagado por callejuelas tortuosas y escaleras incómodas. Alberga, además, hermosos edificios religiosos, como la catedral de San Nicolás, y otros atractivos enclaves como el primer Museo Rumano de la Escuela, que recoge la orgullosa tradición editorial del país, y el Museo de Juni, cuya magnífica colección de disfraces se remonta a 500 años de historia.

4. Rastrear sus imponentes murallas

Strada Dupa Ziduri, literalmente "la calle detrás de las paredes", es el punto de partida idóneo para explorar las murallas de la ciudad, extraordinariamente conservadas. Sus muros fueron construidos por expertos sajones y cumplieron su propósito de un modo magnífico. Conforme empieces a avanzar por ellas, descubrirás estructuras impactantes como la Torre Blanca, que puedes escalar, y la hermosa puerta de Ecaterinei. Más adelante encontrarás el Bastión de Weaver, que incluye un museo dedicado a la ciudad y una maqueta de cómo era esta en el año 1600.

5. Subir al Monte Tâmpa

El Monte Tâmpa enmarca Brasov, elevándose hasta los 1000 metros de altura, y se convierte en una visita obligada. Uno de sus rasgos más carismáticos es que, a la manera de Hollywood, cuenta con un letrero de Tâmpa en las laderas más bajas, el cual facilita la localización e imprime carácter a tan vistoso escenario. Puedes tomar el teleférico en el centro de Brasov y disfrutar de unas vistas espectaculares arriba.

1. Visitar la Iglesia Negra

La Iglesia Negra está considerada como la atracción más importante de Brasov. Su llamativo y delicado interior es, fundamentalmente, la causa de ello. De estilo gótico y construida en el siglo XIV, adquirió popularmente el calificativo de "negra" tras un devastador incendio que sufrió en el siglo XVII. Cuenta con un órgano de 4000 tubos, cuyos recitales se llevan a cabo tres veces por semana. ¡Consulta el cronograma de eventos para no perdértelos: son incomparables! Además, no pierdas de vista las hermosas alfombras de Anatolia que acompañan a los bancos.

2. Experimentar la vida cotidiana en Brasov

La Plaza del Consejo o Piata Sfatului es el corazón moderno de Brasov, el lugar que atrae a todos los visitantes por sus diversiones y en el que resulta sencillo conocer el día a día de los lugareños de esta ciudad. Recientemente renovada, esta plaza resulta visualmente muy atractiva y se encuentra próxima al Museo de Historia del Condado, que presenta muestras y referencias de cuando se realizaban ejecuciones públicas en esta plaza. Afortunadamente, actualmente su uso es muy distinto: la música folclórica y los mercadillos la ocupan casi todos los días de la semana.

3. Callejear por Schei

Durante la Edad Media, Brasov fue una ciudad profundamente dividida entre la élite sajona y húngara y la mayoría rumana marginada, que quedaba reducida al pintoresco Schei, un vecindario estrecho plagado por callejuelas tortuosas y escaleras incómodas. Alberga, además, hermosos edificios religiosos, como la catedral de San Nicolás, y otros atractivos enclaves como el primer Museo Rumano de la Escuela, que recoge la orgullosa tradición editorial del país, y el Museo de Juni, cuya magnífica colección de disfraces se remonta a 500 años de historia.

4. Rastrear sus imponentes murallas

Strada Dupa Ziduri, literalmente "la calle detrás de las paredes", es el punto de partida idóneo para explorar las murallas de la ciudad, extraordinariamente conservadas. Sus muros fueron construidos por expertos sajones y cumplieron su propósito de un modo magnífico. Conforme empieces a avanzar por ellas, descubrirás estructuras impactantes como la Torre Blanca, que puedes escalar, y la hermosa puerta de Ecaterinei. Más adelante encontrarás el Bastión de Weaver, que incluye un museo dedicado a la ciudad y una maqueta de cómo era esta en el año 1600.

5. Subir al Monte Tâmpa

El Monte Tâmpa enmarca Brasov, elevándose hasta los 1000 metros de altura, y se convierte en una visita obligada. Uno de sus rasgos más carismáticos es que, a la manera de Hollywood, cuenta con un letrero de Tâmpa en las laderas más bajas, el cual facilita la localización e imprime carácter a tan vistoso escenario. Puedes tomar el teleférico en el centro de Brasov y disfrutar de unas vistas espectaculares arriba.

1. Visitar la Iglesia Negra

La Iglesia Negra está considerada como la atracción más importante de Brasov. Su llamativo y delicado interior es, fundamentalmente, la causa de ello. De estilo gótico y construida en el siglo XIV, adquirió popularmente el calificativo de "negra" tras un devastador incendio que sufrió en el siglo XVII. Cuenta con un órgano de 4000 tubos, cuyos recitales se llevan a cabo tres veces por semana. ¡Consulta el cronograma de eventos para no perdértelos: son incomparables! Además, no pierdas de vista las hermosas alfombras de Anatolia que acompañan a los bancos.

2. Experimentar la vida cotidiana en Brasov

La Plaza del Consejo o Piata Sfatului es el corazón moderno de Brasov, el lugar que atrae a todos los visitantes por sus diversiones y en el que resulta sencillo conocer el día a día de los lugareños de esta ciudad. Recientemente renovada, esta plaza resulta visualmente muy atractiva y se encuentra próxima al Museo de Historia del Condado, que presenta muestras y referencias de cuando se realizaban ejecuciones públicas en esta plaza. Afortunadamente, actualmente su uso es muy distinto: la música folclórica y los mercadillos la ocupan casi todos los días de la semana.

3. Callejear por Schei

Durante la Edad Media, Brasov fue una ciudad profundamente dividida entre la élite sajona y húngara y la mayoría rumana marginada, que quedaba reducida al pintoresco Schei, un vecindario estrecho plagado por callejuelas tortuosas y escaleras incómodas. Alberga, además, hermosos edificios religiosos, como la catedral de San Nicolás, y otros atractivos enclaves como el primer Museo Rumano de la Escuela, que recoge la orgullosa tradición editorial del país, y el Museo de Juni, cuya magnífica colección de disfraces se remonta a 500 años de historia.

4. Rastrear sus imponentes murallas

Strada Dupa Ziduri, literalmente "la calle detrás de las paredes", es el punto de partida idóneo para explorar las murallas de la ciudad, extraordinariamente conservadas. Sus muros fueron construidos por expertos sajones y cumplieron su propósito de un modo magnífico. Conforme empieces a avanzar por ellas, descubrirás estructuras impactantes como la Torre Blanca, que puedes escalar, y la hermosa puerta de Ecaterinei. Más adelante encontrarás el Bastión de Weaver, que incluye un museo dedicado a la ciudad y una maqueta de cómo era esta en el año 1600.

5. Subir al Monte Tâmpa

El Monte Tâmpa enmarca Brasov, elevándose hasta los 1000 metros de altura, y se convierte en una visita obligada. Uno de sus rasgos más carismáticos es que, a la manera de Hollywood, cuenta con un letrero de Tâmpa en las laderas más bajas, el cual facilita la localización e imprime carácter a tan vistoso escenario. Puedes tomar el teleférico en el centro de Brasov y disfrutar de unas vistas espectaculares arriba.

Dónde comer en Braşov

La gastronomía tradicional de Brasov es deliciosa. Las ciorbas o sopas rumana, que se sirven dentro de una hogaza de pan, el sarmale, la mici sau miticei y las papricas son sus platos más característicos. Durante el invierno, puedes saborear muchos de ellos en los puestos de la feria navideña. La temperatura ambiente, unos 8 ºC bajo cero, multiplica la intensidad de esta sensación gustativa. Además, el restaurante La Ceaun, situado cerca de la antigua plaza, es un lugar idóneo para familiarizarse más cálidamente con todos estos sabores. Una comida estándar de este tipo te costará unas 20 lei.

Cuándo visitar Braşov

Braşov en febrero
Precio estimado de hotel
$41
1 noche en un hotel de 3 estrellas
Braşov en febrero
Precio estimado de hotel
$41
1 noche en un hotel de 3 estrellas

La mejor época para visitar Brasov es la primavera: entre abril y junio las atracciones de su entorno se vuelven más accesibles y ofrecen su mejor cara. Sin embargo, el invierno es también una época interesante para vivir la ciudad de otra manera, disfrutando de sus pistas de esquí y de sus mercados invernales.

Datos proporcionados por weatherbase
Temperaturas
Temperaturas
Datos proporcionados por weatherbase

Cómo llegar a Braşov

En avión

El aeropuerto de Brasov se encuentra en proceso de construcción. Lo más frecuente, por ello, es que los turistas vuelen hasta el aeropuerto de Bucarest, que se sitúa a unas dos horas y cuarenta minutos de viaje. Una vez allí, encontrarás conexiones en tren o autobús para llegar a tu destino.

En tren

Existen trenes diarios desde la terminal ferroviaria de Brasov hasta otras ciudades importantes de Rumanía. Los trayectos de ida entre Brasov y Bucarest cuestan unas 60 lei y se realizan en 3 horas, aproximadamente.

En coche

La autopista A3 pasa por Brasov y desciende hasta Bucarest. El viaje, en principio, resulta cómodo por ella, pero suele haber secciones de carretera en obra que pueden complicarte el trayecto.

Autobús

Los autobuses salen de la Estación del Norte de Bucarest, con destino a Brasov, varias veces al día. Los billetes cuestan unas 40 lei y el viaje dura alrededor de 3 horas.

En avión

El aeropuerto de Brasov se encuentra en proceso de construcción. Lo más frecuente, por ello, es que los turistas vuelen hasta el aeropuerto de Bucarest, que se sitúa a unas dos horas y cuarenta minutos de viaje. Una vez allí, encontrarás conexiones en tren o autobús para llegar a tu destino.

En tren

Existen trenes diarios desde la terminal ferroviaria de Brasov hasta otras ciudades importantes de Rumanía. Los trayectos de ida entre Brasov y Bucarest cuestan unas 60 lei y se realizan en 3 horas, aproximadamente.

En coche

La autopista A3 pasa por Brasov y desciende hasta Bucarest. El viaje, en principio, resulta cómodo por ella, pero suele haber secciones de carretera en obra que pueden complicarte el trayecto.

Autobús

Los autobuses salen de la Estación del Norte de Bucarest, con destino a Brasov, varias veces al día. Los billetes cuestan unas 40 lei y el viaje dura alrededor de 3 horas.

Aeropuertos cerca de Braşov

Aerolíneas con servicio en Braşov

Lufthansa
Bueno (4.688 opiniones)
KLM
Bueno (847 opiniones)
SWISS
Bueno (942 opiniones)
British Airways
Bueno (4.741 opiniones)
Turkish Airlines
Bueno (2.194 opiniones)
Delta
Bueno (4.450 opiniones)
Austrian Airlines
Bueno (473 opiniones)
Air France
Bueno (975 opiniones)
Emirates
Excelente (2.103 opiniones)
United Airlines
Bueno (4.951 opiniones)
Qatar Airways
Bueno (2.370 opiniones)
Air Canada
Bueno (6.201 opiniones)
LOT
Bueno (670 opiniones)
Scandinavian Airlines
Bueno (782 opiniones)
TAP AIR PORTUGAL
Bueno (1.169 opiniones)
Singapore Airlines
Excelente (931 opiniones)
Etihad Airways
Bueno (847 opiniones)
ITA Airways
Bueno (773 opiniones)
Ethiopian Air
Bueno (438 opiniones)
JetBlue
Bueno (1.548 opiniones)
Ver más

Dónde alojarse en Braşov

1. Schei es el antiguo barrio de Rumanía / Valaquia e incluye calles estrechas, patrimonio fascinante y la hermosa iglesia ortodoxa del siglo XVI.

Barrios interesantes en Brasov

2. El centro histórico de la ciudad cuenta con la mayor concentración de restaurantes, tiendas y alojamientos de Brasov. Está formado por calles empedradas y arquitectura antigua muy atractiva.

3. Rasnov se ubica a las afueras de Brasov, donde se construyó la fortaleza medieval que le da nombre, en lo alto, como elemento defensivo frente a los antiguos invasores.

2. El centro histórico de la ciudad cuenta con la mayor concentración de restaurantes, tiendas y alojamientos de Brasov. Está formado por calles empedradas y arquitectura antigua muy atractiva.
3. Rasnov se ubica a las afueras de Brasov, donde se construyó la fortaleza medieval que le da nombre, en lo alto, como elemento defensivo frente a los antiguos invasores.

Dónde alojarse en zonas populares de Braşov

Cómo moverse en Braşov

Transporte público

El servicio de autobuses y teleféricos públicos en Brasov es muy abundante y práctico, con billetes individuales que cuestan alrededor de 2 lei.

Taxi

Es fácil encontrar taxis en esta localidad. La bajada de bandera cuesta 1,73 lei y, como referencia, lo habitual es pagar unos 10 lei por viaje en el centro de Brasov.

Coche

Puedes recoger tu coche de alquiler en el centro de Brasov o en la estación de tren. El coste del alquiler es desde 100 lei diarios.

Transporte público

El servicio de autobuses y teleféricos públicos en Brasov es muy abundante y práctico, con billetes individuales que cuestan alrededor de 2 lei.

Taxi

Es fácil encontrar taxis en esta localidad. La bajada de bandera cuesta 1,73 lei y, como referencia, lo habitual es pagar unos 10 lei por viaje en el centro de Brasov.

Coche

Puedes recoger tu coche de alquiler en el centro de Brasov o en la estación de tren. El coste del alquiler es desde 100 lei diarios.

El costo de vida en Braşov

Calles de compras

La principal zona comercial peatonal del casco antiguo es la calle Republicii, en la que puedes comprar libros, ropa, arte y souvenirs de todo tipo.

Comestibles y otros

Los dos principales supermercados en Brasov son Rapid y ProfiCity. Ten en cuenta que, una docena de huevos, suele costar 6,5 lei.

Cheap meal
$4,88
Unos jeans
$43,95
Un trayecto en transporte público
$0,49
Un capuchino
$1,51
Otras ciudades populares en Rumanía