Guía de viaje San Petersburgo

Turismo San Petersburgo | Guía San Petersburgo

Te va a encantar San Petersburgo

Una de las ciudades más bellas del mundo, San Petersburgo fue fundada en 1703 por voluntad de Pedro el Grande, quien fijó en ella su residencia y la convirtió en un importante puerto marítimo. Cientos de canales atraviesan la antigua capital rusa, conocida como la "Venecia del Norte".

San Petersburgo, o simplemente Piter, como la llaman los oriundos, se erige, majestuosa, sobre 42 islotes del delta del río Neva. A lo largo de sus canales, el viajero descubre, maravillado, una ciudad impresionante donde abundan iglesias de cúpulas doradas, grandiosos palacios, plazas y puentes.

Las 5 mejores razones para visitar San Petersburgo

1. Museo del Hermitage

Antigua residencia imperial, el museo cuenta con cinco edificios, de los que solo se pueden visitar cuatro: Nuevo Hermitage, Viejo Hermitage, Pequeño Hermitage y Palacio de Invierno. Se trata de uno de los museos más grandes del mundo, con más tres millones de obras de arte que, en su mayoría, fueron propiedad de la emperatriz Catalina II.

2. Villa de los Zares

La Villa de los Zares (Tsarskoye Selo) es la antigua residencia imperial de verano, ubicada a 24 kilómetros de San Petersburgo, en la ciudad de Pushkin. Su espectacular conjunto de palacios y parques forman parte del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco.

3. Peterhof: el Versalles ruso

Esta maravilla arquitectónica, situada a 30 kilómetros de San Petersburgo y construida por orden de Pedro el Grande, fue residencia de la dinastía Romanov. Su majestuosidad e inabarcables dimensiones son un perfecto ejemplo de la opulenta vida de los emperadores rusos.

4. La Plaza del Palacio

Dos veces más grande que la Plaza Roja de Moscú, la Plaza del Palacio surgió como un colosal monumento a la victoria del ejército ruso sobre Napoleón Bonaparte. Actualmente esta grandiosa plaza de estilo barroco también está catalogada como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

5. Palacio de Pávlovsk

Ubicado en la ciudad de Pávlovsk, a 25 kilómetros de San Petersburgo, fue residencia del emperador Pablo I. Tanto el palacio como sus magníficos jardines han sido también declarados como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

1. Museo del Hermitage

Antigua residencia imperial, el museo cuenta con cinco edificios, de los que solo se pueden visitar cuatro: Nuevo Hermitage, Viejo Hermitage, Pequeño Hermitage y Palacio de Invierno. Se trata de uno de los museos más grandes del mundo, con más tres millones de obras de arte que, en su mayoría, fueron propiedad de la emperatriz Catalina II.

2. Villa de los Zares

La Villa de los Zares (Tsarskoye Selo) es la antigua residencia imperial de verano, ubicada a 24 kilómetros de San Petersburgo, en la ciudad de Pushkin. Su espectacular conjunto de palacios y parques forman parte del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco.

3. Peterhof: el Versalles ruso

Esta maravilla arquitectónica, situada a 30 kilómetros de San Petersburgo y construida por orden de Pedro el Grande, fue residencia de la dinastía Romanov. Su majestuosidad e inabarcables dimensiones son un perfecto ejemplo de la opulenta vida de los emperadores rusos.

4. La Plaza del Palacio

Dos veces más grande que la Plaza Roja de Moscú, la Plaza del Palacio surgió como un colosal monumento a la victoria del ejército ruso sobre Napoleón Bonaparte. Actualmente esta grandiosa plaza de estilo barroco también está catalogada como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

5. Palacio de Pávlovsk

Ubicado en la ciudad de Pávlovsk, a 25 kilómetros de San Petersburgo, fue residencia del emperador Pablo I. Tanto el palacio como sus magníficos jardines han sido también declarados como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Qué hacer en San Petersburgo

1. Descubrir la San Petersburgo ortodoxa

Tu visita a la ciudad sería incompleta sin emprender un apasionante recorrido por sus templos religiosos. Entre ellos, la catedral de San Isaac, una de las más grandes y lujosas de Europa, y la iglesia de la Resurrección de Cristo, construida en el lugar donde se produjo el magnicidio del zar Alejandro II.

2. Dar un paseo por Nevski Prospekt

Es la arteria principal de San Petersburgo y una de sus calles con más historia. Con cuatro kilómetros de largo, Nevski Prospekt alberga numerosos palacios, puentes, museos y templos religiosos, incluido el monasterio de Alejandro Nevski.

3. Contemplar la apertura de los puentes levadizos

No te pierdas la espectacular apertura de los puentes más emblemáticos de San Petersburgo: el Puente de la Trinidad y el Puente del Palacio, separados por una distancia de 1,24 kilómetros. La mejor panorámica de ambos se consigue desde el Muelle del Palacio. Su apertura tiene lugar a la 1:20 y 1:10 horas, respectivamente.

4. Navegar en barco por el río Neva

Si viajas a San Petersburgo en verano, puedes disfrutar de un paseo panorámico de dos horas por el río Neva, con paradas en los principales puntos turísticos de la cuidad. El billete cuesta 750 ₽ y permite subir y bajar del barco durante todo el día.

5. Acercarse a Kronstadt en ferry

Durante está excursión de 5 horas visitarás la ciudad de Kronstadt, situada a 30 kilómetros de San Petersburgo y conocida como "la Ciudad de la Corona". Podrás recorrer su centro histórico declarado Patrimonio de la Humanidad, dar un paseo por el golfo de Finlandia y visitar los fiordos cercanos. Desde 1800 ₽ por persona.

1. Descubrir la San Petersburgo ortodoxa

Tu visita a la ciudad sería incompleta sin emprender un apasionante recorrido por sus templos religiosos. Entre ellos, la catedral de San Isaac, una de las más grandes y lujosas de Europa, y la iglesia de la Resurrección de Cristo, construida en el lugar donde se produjo el magnicidio del zar Alejandro II.

2. Dar un paseo por Nevski Prospekt

Es la arteria principal de San Petersburgo y una de sus calles con más historia. Con cuatro kilómetros de largo, Nevski Prospekt alberga numerosos palacios, puentes, museos y templos religiosos, incluido el monasterio de Alejandro Nevski.

3. Contemplar la apertura de los puentes levadizos

No te pierdas la espectacular apertura de los puentes más emblemáticos de San Petersburgo: el Puente de la Trinidad y el Puente del Palacio, separados por una distancia de 1,24 kilómetros. La mejor panorámica de ambos se consigue desde el Muelle del Palacio. Su apertura tiene lugar a la 1:20 y 1:10 horas, respectivamente.

4. Navegar en barco por el río Neva

Si viajas a San Petersburgo en verano, puedes disfrutar de un paseo panorámico de dos horas por el río Neva, con paradas en los principales puntos turísticos de la cuidad. El billete cuesta 750 ₽ y permite subir y bajar del barco durante todo el día.

5. Acercarse a Kronstadt en ferry

Durante está excursión de 5 horas visitarás la ciudad de Kronstadt, situada a 30 kilómetros de San Petersburgo y conocida como "la Ciudad de la Corona". Podrás recorrer su centro histórico declarado Patrimonio de la Humanidad, dar un paseo por el golfo de Finlandia y visitar los fiordos cercanos. Desde 1800 ₽ por persona.

1. Descubrir la San Petersburgo ortodoxa

Tu visita a la ciudad sería incompleta sin emprender un apasionante recorrido por sus templos religiosos. Entre ellos, la catedral de San Isaac, una de las más grandes y lujosas de Europa, y la iglesia de la Resurrección de Cristo, construida en el lugar donde se produjo el magnicidio del zar Alejandro II.

2. Dar un paseo por Nevski Prospekt

Es la arteria principal de San Petersburgo y una de sus calles con más historia. Con cuatro kilómetros de largo, Nevski Prospekt alberga numerosos palacios, puentes, museos y templos religiosos, incluido el monasterio de Alejandro Nevski.

3. Contemplar la apertura de los puentes levadizos

No te pierdas la espectacular apertura de los puentes más emblemáticos de San Petersburgo: el Puente de la Trinidad y el Puente del Palacio, separados por una distancia de 1,24 kilómetros. La mejor panorámica de ambos se consigue desde el Muelle del Palacio. Su apertura tiene lugar a la 1:20 y 1:10 horas, respectivamente.

4. Navegar en barco por el río Neva

Si viajas a San Petersburgo en verano, puedes disfrutar de un paseo panorámico de dos horas por el río Neva, con paradas en los principales puntos turísticos de la cuidad. El billete cuesta 750 ₽ y permite subir y bajar del barco durante todo el día.

5. Acercarse a Kronstadt en ferry

Durante está excursión de 5 horas visitarás la ciudad de Kronstadt, situada a 30 kilómetros de San Petersburgo y conocida como "la Ciudad de la Corona". Podrás recorrer su centro histórico declarado Patrimonio de la Humanidad, dar un paseo por el golfo de Finlandia y visitar los fiordos cercanos. Desde 1800 ₽ por persona.

Dónde comer en San Petersburgo

La antigua capital de Rusia alberga numerosos establecimientos con una excelente oferta gastronómica a buen precio. Entre ellos, la red de restaurantes Teremok y Plyushkin Dom, donde podrás degustar lo mejor de la cocina rusa a precios muy asequibles: por un menú de varios (y abundantes) platos pagarías entre 130 y 200 ₽.

Cuándo visitar San Petersburgo

El mejor momento para visitar la ciudad es la temporada de las noches blancas, que dura desde finales de mayo a mediados de julio. Durante este periodo el sol nunca se pone, por lo que es la época ideal para explorar y admirar la inagotable belleza de San Petersburgo.

Datos proporcionados por weatherbase
Temperaturas
Temperaturas
Datos proporcionados por weatherbase

Cómo llegar a San Petersburgo

En avión

Cada martes y sábado las compañías Vueling y Rossiya Airlines realizan conexiones directas de 4 horas de duración entre Barcelona y San Petersburgo. Desde Madrid, hay vuelos a San Petersburgo con escala en París-Charles de Gaulle (a cargo de Air France), Riga (Air Baltic) o Fráncfort del Meno (Air Europa). El vuelo con transbordo dura un promedio de 6 horas y 35 minutos.

Los vuelos desde España llegan al aeropuerto Púlkovo, ubicado a 20 kilómetros de San Petersburgo y conectado con la cuidad mediante los autobuses 39 y 39Э (40 ₽ por pasajero). Otra opción de transporte son los taxis oficiales que fijan entre 900-1100 ₽ el precio del traslado desde el aeropuerto hasta el centro urbano.

En tren

Si viajas a San Petersburgo desde Moscú, puedes hacerlo vía ferrocarril. Los trenes de alta velocidad Sapsan y Nevsky Express cubren esta ruta en aproximadamente 4 horas. Un billete cuesta 2000 ₽ y 3330 ₽, respectivamente.

En autobús

Es la opción más económica, aunque menos confortable, para viajar a San Petersburgo desde Moscú. Una de las principales operadoras es Ecolines. La duración de este viaje es de 10-11 horas y el precio del billete no suele bajar de 800 ₽.

En coche

Ir en coche te ofrece una mayor flexibilidad a la hora de planificar el viaje. Desde Moscú, puedes llegar a San Petersburgo por la carretera M10 y a continuación, has de tomar la autopista M11. Cubrirás esta ruta en 8-9 horas.

En avión

Cada martes y sábado las compañías Vueling y Rossiya Airlines realizan conexiones directas de 4 horas de duración entre Barcelona y San Petersburgo. Desde Madrid, hay vuelos a San Petersburgo con escala en París-Charles de Gaulle (a cargo de Air France), Riga (Air Baltic) o Fráncfort del Meno (Air Europa). El vuelo con transbordo dura un promedio de 6 horas y 35 minutos.

Los vuelos desde España llegan al aeropuerto Púlkovo, ubicado a 20 kilómetros de San Petersburgo y conectado con la cuidad mediante los autobuses 39 y 39Э (40 ₽ por pasajero). Otra opción de transporte son los taxis oficiales que fijan entre 900-1100 ₽ el precio del traslado desde el aeropuerto hasta el centro urbano.

En tren

Si viajas a San Petersburgo desde Moscú, puedes hacerlo vía ferrocarril. Los trenes de alta velocidad Sapsan y Nevsky Express cubren esta ruta en aproximadamente 4 horas. Un billete cuesta 2000 ₽ y 3330 ₽, respectivamente.

En autobús

Es la opción más económica, aunque menos confortable, para viajar a San Petersburgo desde Moscú. Una de las principales operadoras es Ecolines. La duración de este viaje es de 10-11 horas y el precio del billete no suele bajar de 800 ₽.

En coche

Ir en coche te ofrece una mayor flexibilidad a la hora de planificar el viaje. Desde Moscú, puedes llegar a San Petersburgo por la carretera M10 y a continuación, has de tomar la autopista M11. Cubrirás esta ruta en 8-9 horas.

Aeropuertos cerca de San Petersburgo

Aerolíneas con servicio en San Petersburgo

Turkish Airlines
Bueno (2.305 opiniones)
Emirates
Excelente (2.116 opiniones)
Etihad Airways
Bueno (833 opiniones)
China Eastern
Bueno (54 opiniones)
Pegasus Airlines
Bueno (398 opiniones)
Air Serbia
Bueno (137 opiniones)
flydubai
Bueno (69 opiniones)
Uzbekistan Airways
Bueno (15 opiniones)
Hainan Airlines
Excelente (15 opiniones)
Azerbaijan Airlines
Excelente (6 opiniones)
Nouvelair
Bueno (23 opiniones)
Sichuan Airlines
Excelente (7 opiniones)
FLYONE
Aceptable (6 opiniones)
Georgian Airways
Bueno (7 opiniones)
SCAT Airlines
Excelente (4 opiniones)
Pobeda
Bueno (1 opiniones)
Somon Air
Mediocre (1 opiniones)
Ver más

Dónde alojarse en San Petersburgo

1. El parque Alexandrovsky, en el distrito Petrogradsky, alberga un atractivo turístico muy especial denominado "Ciudad en miniatura". Aquí te esperan réplicas de todos los edificios icónicos de San Petersburgo, magníficamente logradas y realizadas a una escala 1: 33.

Barrios interesantes en San Petersburgo

2. En el centro histórico, frente a Petrogradskaya Naberezhnaya, se encuentra atracado el crucero Aurora, símbolo máximo de la Revolución de Octubre. En 1917, un cañonazo desde su cubierta fue la señal de inicio del asalto al Palacio de Invierno, en el que participó toda su tripulación. Actualmente es un museo.

3. Para disfrutar de impresionantes vistas panorámicas de San Petersburgo, visita la plataforma de observación Krisha, abierta las 24 horas y situada en Ligovsky Prospekt (distrito central). Este mirador de 1200 metros cuadrados dispone de cómodos asientos acolchados y telescopios para observar el cielo nocturno. La entrada cuesta 250 ₽.

2. En el centro histórico, frente a Petrogradskaya Naberezhnaya, se encuentra atracado el crucero Aurora, símbolo máximo de la Revolución de Octubre. En 1917, un cañonazo desde su cubierta fue la señal de inicio del asalto al Palacio de Invierno, en el que participó toda su tripulación. Actualmente es un museo.
3. Para disfrutar de impresionantes vistas panorámicas de San Petersburgo, visita la plataforma de observación Krisha, abierta las 24 horas y situada en Ligovsky Prospekt (distrito central). Este mirador de 1200 metros cuadrados dispone de cómodos asientos acolchados y telescopios para observar el cielo nocturno. La entrada cuesta 250 ₽.

Dónde alojarse en zonas populares de San Petersburgo

Cómo moverse en San Petersburgo

En transporte público

El metro es la forma más rápida de moverse por la ciudad. Otras opciones de transporte son las líneas de autobús, tranvía y trolebús. Para tu comodidad, adquiere la tarjeta Podorozhnik, válida durante 30 días para todo el transporte público de San Petersburgo. Cuesta 2900 ₽ e incluye 70 viajes en metro y un número ilimitado de traslados en trolebús, tranvía y autobús.

En taxi

Actualmente, todas las compañías que prestan este servicio son privadas. El coste mínimo de un desplazamiento en taxi es de 270 ₽. El precio por cada kilómetro ronda los 33 ₽. Puedes conseguir un taxi en cualquier punto de la cuidad alzando la mano o solicitarlo llamando por teléfono a la compañía en cuestión. Las empresas locales más reputadas son Taxi 777, Uyutnoye Taksi y Narodnoye Taksi.

En coche

Un vehículo de alquiler te facilitará la vida si piensas viajar fuera de San Petersburgo. En el aeropuerto Púlkovo podrás conseguir un coche pequeño o compacto por 3140 ₽ al día, en compañías como Avis y Sixt. Alquilar un vehículo con estas características en la ciudad te costaría a partir de 2600 ₽.

En transporte público

El metro es la forma más rápida de moverse por la ciudad. Otras opciones de transporte son las líneas de autobús, tranvía y trolebús. Para tu comodidad, adquiere la tarjeta Podorozhnik, válida durante 30 días para todo el transporte público de San Petersburgo. Cuesta 2900 ₽ e incluye 70 viajes en metro y un número ilimitado de traslados en trolebús, tranvía y autobús.

En taxi

Actualmente, todas las compañías que prestan este servicio son privadas. El coste mínimo de un desplazamiento en taxi es de 270 ₽. El precio por cada kilómetro ronda los 33 ₽. Puedes conseguir un taxi en cualquier punto de la cuidad alzando la mano o solicitarlo llamando por teléfono a la compañía en cuestión. Las empresas locales más reputadas son Taxi 777, Uyutnoye Taksi y Narodnoye Taksi.

En coche

Un vehículo de alquiler te facilitará la vida si piensas viajar fuera de San Petersburgo. En el aeropuerto Púlkovo podrás conseguir un coche pequeño o compacto por 3140 ₽ al día, en compañías como Avis y Sixt. Alquilar un vehículo con estas características en la ciudad te costaría a partir de 2600 ₽.

El costo de vida en San Petersburgo

El nivel de precios en San Petersburgo se asemeja al español. Por ejemplo, una taza de café en esta ciudad cuesta 100 ₽; un litro de leche, 70-100 ₽; y una barra de pan, 44 ₽. Asimismo, comer en un restaurante económico cuesta 264-430 ₽, una cena para dos ronda los 1500-1929 ₽ y un menú en McDonalds se fija en 213-258 ₽. Los supermercados locales con mejor relación calidad-precio son Pyaterochka y O'key.

Las principales calles comerciales de San Petersburgo son Nevsky Prospekt, Sadovaya y Vladimirsky Prospekt. El casco histórico también alberga fantásticos grandes almacenes, como Galereya o Stockmann, que harán las delicias de todo amante de las compras. Y no olvides visitar el mercado Apraksin Dvor situado en la calle Sadovaya, donde puedes adquirir la artesanía rusa.

Cheap meal
$8,68
Unos jeans
$88,75
Un trayecto en transporte público
$0,61
Un capuchino
$2,34