Guía de viaje San Pedro de Atacama

Turismo San Pedro de Atacama | Guía San Pedro de Atacama

Te va a encantar San Pedro de Atacama

San Pedro de Atacama, en el norte de Chile, se ha convertido en uno de los destinos turísticos más populares del país, que ofrece paisajes singulares, enclaves arqueológicos como el pucará de Quitor y abundantes atractivos naturales.

Así, es una ciudad perfecta desde la que organizar rutas apasionantes e inolvidables, por ejemplo por la zona de Piedras Rojas, visitando también el Salar de Atacama, las lagunas altiplánicas y localidades tan carismáticas como Toconao y Socaire. También el valle del Arcoíris, con sus petroglifos de Yerbas Buenas, y el Salar de Tara son excursiones absolutamente diferentes a las que puedes estar acostumbrado a realizar.

Por otra parte, San Pedro de Atacama ofrece múltiples posibilidades para realizar deportes de aventura, como la escalada, el sandboard en el valle de la Muerte, los viajes en globo aerostático, los tours turísticos en moto y los recorridos en quad por la cordillera de la Sal o laguna Cejar.

Las 5 mejores razones para visitar San Pedro de Atacama

1. Museo del Meteorito

Este museo presenta una fascinante colección de meteoritos y ofrece información valiosa para localizarlos en el desierto.

2. Reserva nacional Los Flamencos

Conocida como la más diversa y heterogénea de Chile, esta reserva es un verdadero paraíso para los amantes de la naturaleza, quienes pueden contemplar bellos ejemplares en su hábitat natural.

3. Incomparables oportunidades de escalada

San Pedro de Atacama es una maravilla para los amantes de la montaña, ya que ofrece espectaculares alternativas de ascenso por encima de los 5000 metros, como el cerro Toco y los volcanes Láscar, Sairecabur y Licancabur. Asimismo, se organizan atractivas experiencias de trekking por la Quebrada de Guatín, las termas de Puritama y el valle de la Muerte, en este caso nocturnas.

4. Lagunas fascinantes

El entorno de esta ciudad incluye escenarios fantásticos de baño como la laguna Piedra, cuya salinidad permite flotar sobre el agua, la cual está dotada de zona de ducha y vestuario. Además, lugares como laguna Cejar, Ojos del Salar y laguna Tebinquinche ofrecen imágenes bellísimas a sus visitantes.

5. Iglesia de San Pedro de Atacama

Este templo es un monumento nacional muy sugerente, un magnífico ejemplo de arquitectura colonial realizada en adobe.

Qué hacer en San Pedro de Atacama

1. Disfrutar de impresionantes amaneceres

A casi 3657 metros sobre el nivel del mar, los géiseres del Tatio son el tercer emplazamiento de este tipo más grande del mundo, con más de 80 géiseres activos. El mejor momento para visitarlos es el amanecer, cuando la luz luce más impresionante. Por el camino, puedes admirar vicuñas salvajes e, incluso, un tipo de camello andino en peligro de extinción. El río Putana, con sus numerosas especies de aves y vizcachas, y el Machuca, con sus minas de azufre y flamencos, forman parte de los encantos de este enclave incomparable.

2. Pasear por el valle de la Luna

El valle de la Luna es un paisaje de otro mundo con cuevas, cráteres, gargantas y minas de sal por doquier, al que se puede acceder en coche o en bici. Los amaneceres y los atardeceres en este espacio formado por una cordillera de sal y paredes de piedra son espectaculares. En su entorno se encuentran el Gran Cráter, el cañón de la Sal, las cuevas de la Sal y el mirador de Kari. Los recorridos en bicicleta suelen ser de 15 kilómetros.

3. Admirar el cielo estrellado

Uno de los atractivos más singulares de San Pedro de Atacama es la posibilidad de participar en memorables tours astronómicos, los cuales suelen estar formados por una primera charla didáctica sobre la materia y, a continuación, observación con telescopios, casi siempre al aire libre, de los planetas y las estrellas visibles. La experiencia suele acompañarse con degustaciones gastronómicas y cafeteras.

4. Degustar las delicias autóctonas

La gastronomía de San Pedro de Atacama posee sus propias singularidades, entre ellas la preparación en hornos solares, el uso de ingredientes autóctonos y la combinación de la cocina altiplánica con los platos sudamericanos. El picante de conejo, el guiso conocido como patasca, la mermelada de zanahoria, la carne de llamo, la quinoa, el airampo, la rica-rica y el pingo-pingo ofrecen sorprendentes sabores y experiencias gustativas únicas a los que no deberías renunciar.

5. Sumergirse en sus aguas termales naturales

Puritama es un río cálido con temperaturas que alcanzan los 33 ºC. Claro, limpio y hogar de las llamativas truchas arcoíris, en este espacio termal se localiza el Hotel Explora, un alojamiento de lujo pleno de encanto y sofisticación. Dotado con ocho piscinas artificiales hechas de rocas volcánicas, puedes disfrutar de hidromasaje en la cascada o sumergirte en sus prístinas aguas.

1. Disfrutar de impresionantes amaneceres

A casi 3657 metros sobre el nivel del mar, los géiseres del Tatio son el tercer emplazamiento de este tipo más grande del mundo, con más de 80 géiseres activos. El mejor momento para visitarlos es el amanecer, cuando la luz luce más impresionante. Por el camino, puedes admirar vicuñas salvajes e, incluso, un tipo de camello andino en peligro de extinción. El río Putana, con sus numerosas especies de aves y vizcachas, y el Machuca, con sus minas de azufre y flamencos, forman parte de los encantos de este enclave incomparable.

2. Pasear por el valle de la Luna

El valle de la Luna es un paisaje de otro mundo con cuevas, cráteres, gargantas y minas de sal por doquier, al que se puede acceder en coche o en bici. Los amaneceres y los atardeceres en este espacio formado por una cordillera de sal y paredes de piedra son espectaculares. En su entorno se encuentran el Gran Cráter, el cañón de la Sal, las cuevas de la Sal y el mirador de Kari. Los recorridos en bicicleta suelen ser de 15 kilómetros.

3. Admirar el cielo estrellado

Uno de los atractivos más singulares de San Pedro de Atacama es la posibilidad de participar en memorables tours astronómicos, los cuales suelen estar formados por una primera charla didáctica sobre la materia y, a continuación, observación con telescopios, casi siempre al aire libre, de los planetas y las estrellas visibles. La experiencia suele acompañarse con degustaciones gastronómicas y cafeteras.

4. Degustar las delicias autóctonas

La gastronomía de San Pedro de Atacama posee sus propias singularidades, entre ellas la preparación en hornos solares, el uso de ingredientes autóctonos y la combinación de la cocina altiplánica con los platos sudamericanos. El picante de conejo, el guiso conocido como patasca, la mermelada de zanahoria, la carne de llamo, la quinoa, el airampo, la rica-rica y el pingo-pingo ofrecen sorprendentes sabores y experiencias gustativas únicas a los que no deberías renunciar.

5. Sumergirse en sus aguas termales naturales

Puritama es un río cálido con temperaturas que alcanzan los 33 ºC. Claro, limpio y hogar de las llamativas truchas arcoíris, en este espacio termal se localiza el Hotel Explora, un alojamiento de lujo pleno de encanto y sofisticación. Dotado con ocho piscinas artificiales hechas de rocas volcánicas, puedes disfrutar de hidromasaje en la cascada o sumergirte en sus prístinas aguas.

Dónde comer en San Pedro de Atacama

La Picá del Indio, en Tocopilla, sirve platos autóctonos y es conocido como uno de los mejores restaurantes de la ciudad; mientras que La Estaka, en Caracoles, está especializado en platos latinos y vegetarianos. En los restaurantes existen menús turísticos por CL$ 7000, y en los carritos ambulantes callejeros se puede comer deliciosamente por unos CL$ 3000.

Cuándo visitar San Pedro de Atacama

San Pedro de Atacama en enero
Precio estimado de hotel
$12
1 noche en un hotel de 3 estrellas
San Pedro de Atacama en enero
Precio estimado de hotel
$12
1 noche en un hotel de 3 estrellas

Ten en cuenta que en San Pedro de Atacama tiene un clima frío del desierto, con temperaturas medias durante el día que varían entre los 8 y los 17 ºC. Durante las noches de invierno puede llegar a hacer mucho frío y, quizás, sentir un cierto mal de altura, pues se trata de una ciudad ubicada a 2500 metros de altitud.

Datos proporcionados por weatherbase
Temperaturas
Temperaturas
Promedio
Celsius (°C)
Datos proporcionados por weatherbase

Cómo llegar a San Pedro de Atacama

En avión

San Pedro de Atacama carece de aeropuerto; el más cercano es el aeropuerto El Loa (CJC), situado en Calama, a unos 70 kilómetros al noroeste. Recibe vuelos regulares desde Santiago y algunos servicios desde otras ciudades de Chile. El trayecto en minibús hasta San Pedro de Atacama cuesta CL$ 12 000.

En coche

San Pedro de Atacama se encuentra en la carretera principal de Argentina, la cual cruza el Paso de Jama. El camino está asfaltado desde Santiago, pero los conductores inexpertos han de tener cuidado si no están acostumbrados a conducir en altitud.

En autobús

San Pedro de Atacama tiene buenos servicios de autobuses desde ciudades distribuidas por todo Chile, así como conexiones desde Jujuy y Salta en Argentina. Un billete para viajar desde Calama cuesta CL$ 2500.

Aeropuertos cerca de San Pedro de Atacama

Aerolíneas con servicio en San Pedro de Atacama

Iberia
Bueno (759 opiniones)
LATAM Airlines
Bueno (703 opiniones)
Sky Airline
Bueno (29 opiniones)
JetSMART
Bueno (11 opiniones)

Dónde alojarse en San Pedro de Atacama

1. El centro de San Pedro de Atacama está formado por 12 bloques pequeños situados alrededor de la calle peatonal Caracoles. Aquí se localizan las principales zonas comerciales, además de enclaves turísticos como la iglesia de San Pedro de Atacama y el Museo del Meteorito.

Barrios interesantes en San Pedro de Atacama

2. Calama es una ciudad mayor situada al noroeste de San Pedro de Atacama, la cual proporciona una sensación fronteriza interesante, así como buenas tiendas para comprar y atractivas opciones de alojamiento, entre ellas el Hotel Gheox y el Hotel Quitor.

3. Toconao es un pequeño y pintoresco pueblo con una bonita plaza, situado justo al sur de San Pedro de Atacama.

Dónde alojarse en zonas populares de San Pedro de Atacama

Cómo moverse en San Pedro de Atacama

Transporte público

San Pedro de Atacama no cuenta con sistema de transporte público, si bien es lo suficientemente pequeña como para poder ser explorada cómodamente a pie.

Taxi

Los taxis en San Pedro de Atacama son escasos, pero puedes reservarlos desde tu hotel. Lo normal es pagar CL$ 400 por la bajada de bandera y, a continuación, CL$ 3000 por cada 1,6 kilómetros recorridos. También es frecuente acordar un precio fijo en función del destino.

Coche

Muchas de las carreteras situadas en los alrededores de San Pedro de Atacama están en malas condiciones y, además, conducir por las montañas o el desierto requiere cuidado y experiencia. El alquiler de coches está disponible en el aeropuerto El Loa, donde encontrarás compañías como Europcar, Advantage y Avis, con alquileres desde CL$ 34 000 al día.

El costo de vida en San Pedro de Atacama

Calles de compras

San Pedro de Atacama no es un lugar especialmente dotado para ir de compras. Puedes hacer tus adquisiciones básicas en la calle Caracoles, así como comprar artesanías locales en la tienda del museo.

Comestibles y otros

Las principales tiendas de alimentación y supermercados de esta ciudad son Emporio Queso y Oliva, Supermercado Eca y Almacén Killari. Un litro de leche cuesta CL$ 717, una barra de pan CL$ 867 y, una cerveza nacional de medio litro, CL$ 1319.