Guía de viaje Oslo

Turismo Oslo | Guía Oslo

Te va a encantar Oslo

La capital de Noruega es industrial, elegante y creativa, con numerosas atracciones exteriores, arte callejero y vida nocturna. Es lo suficientemente pequeña para recorrerla a pie y, aun así, cuenta con un excelente sistema de transporte público.

Oslo es ideal para combinar cultura, deporte, compras y gastronomía. Admira las creaciones de los pintores noruegos, descubre el Museo de Ibsen o asiste a un concierto de música clásica en el Oslo Konserthus. Además, puedes fotografiar la Fortaleza de Akershus, aventurarte en el Museo de los Barcos Vikingos, visitar el ayuntamiento y navegar por el fiordo.

Los amantes de la naturaleza pueden ir a esquiar en Holmenkollen o recorrer bosques, por ejemplo en el entorno del lago Sognsvann. El histórico Palacio Real y Grünerløkka, con bares como Ryes y Schouskjelleren que sirven comida fabulosa y bebida hasta el amanecer, son excepcionales.

Las 5 mejores razones para visitar Oslo

1. Arte y cultura

Oslo siempre ha sido el epicentro de la orgullosa tradición artística noruega. Hay museos dedicados a creadores nacionales como Edvard Munch y Henrik Ibsen, junto con grandes instituciones culturales como la Galería Nacional de Noruega.

2. Esquí de calidad

Tomando un tranvía en el centro de Oslo puedes desplazarte a excelentes lugares en los que esquiar, por ejemplo a Korketrekkeren, al Parque de Invierno de Oslo, conocido localmente como Oslo Vinterpark, e incluso a Holmenkollen.

3. Comida y bebida deliciosas

Trasnocha en las excelentes cervecerías de la ciudad, como Dovrehallen, donde puedes comer carne y patatas. Otra opción es regalarte una experiencia inolvidable en restaurantes tan prestigioso como Maaemo.

4. Compras de diseño y moda vintage

Ir de compras es otra gran atracción en Oslo. En Grünerløkka encontrarás boutiques de lujo para hombres -Dapper- y mujeres -Mitt lille hjem-, así como gran cantidad de tiendas retro de segunda mano.

5. Un hermoso entorno natural

Localizada en un puerto al sur de Noruega, Oslo está rodeada de montañas y bosques. No te pierdas las vistas desde Holmenkollen, la principal pista de esquí, y navega por el fiordo en kayak, ferry o velero, según tus preferencias.

Qué hacer en Oslo

1. Admirar la belleza acuática en Sentrum

Las mayores atracciones de Oslo se encuentran próximas entre sí, sobre todo en las calles adoquinadas céntricas. Cerca de la estación central contemporánea, la catedral de Oslo, del siglo XVII, destaca en una animada plaza pública. Admira la fortaleza medieval de Akershus, realiza compras inolvidables en Aker Brygge, come en el puerto y, por supuesto, acude al Museo Astrup Fearnley de arte moderno.

2. Visitar el Palacio Real

Al final de la estación Karl Johans, que es en realidad una majestuosa calle comercial, se encuentra el Palacio Real, flanqueado por hermosos jardines. Se trata del hogar oficial de la monarquía noruega, por lo que no está abierto al público, pero sí es posible pasear por su entorno. El cambio de guardia diario es, asimismo, un espectáculo cautivador. La proximidad del Teatro Nacional y la Galería Nacional conforma una tríada fascinante.

3. Desconectar en el Parque Frogner, el edén de la ciudad

Este parque de 44,51 hectáreas es el más grande de Oslo y su zona de esparcimiento más popular. El espacio, que acogió una mansión extravagante, combina ahora ese lujo con un paisaje impecable al que acuden familiares y amigos para reunirse entre jardines y rosas. Sumérgete en los baños Frogner, admira la instalación escultural Vigeland y relájate a gusto.

4. Ir a la Ópera de Oslo

La Ópera de Oslo es una obra maestra de la arquitectura, así como su orgullo y su gloria. Es enorme pero liviana, luce tan ligera como una pluma y parece capaz de flotar en el agua. El interior, igual de impresionante, alberga la Ópera Nacional, el Ballet y el Teatro. Si no vas a comprar entradas, pasea por la pendiente y contempla la bahía.

5. Recorrer el Museo de Historia Natural de la Universidad de Oslo

El museo de historia natural más antiguo de Noruega está lleno de especímenes fascinantes. Cuenta con un amplio abanico de exhibiciones, muestra miles de especies en el jardín botánico y te acerca a las criaturas salvajes en sus galerías zoológicas. Lo más destacado de sus prestigiosos salones geológicos es "Ida", el fósil más antiguo y completo de un primate ancestral que se conoce.

1. Admirar la belleza acuática en Sentrum

Las mayores atracciones de Oslo se encuentran próximas entre sí, sobre todo en las calles adoquinadas céntricas. Cerca de la estación central contemporánea, la catedral de Oslo, del siglo XVII, destaca en una animada plaza pública. Admira la fortaleza medieval de Akershus, realiza compras inolvidables en Aker Brygge, come en el puerto y, por supuesto, acude al Museo Astrup Fearnley de arte moderno.

2. Visitar el Palacio Real

Al final de la estación Karl Johans, que es en realidad una majestuosa calle comercial, se encuentra el Palacio Real, flanqueado por hermosos jardines. Se trata del hogar oficial de la monarquía noruega, por lo que no está abierto al público, pero sí es posible pasear por su entorno. El cambio de guardia diario es, asimismo, un espectáculo cautivador. La proximidad del Teatro Nacional y la Galería Nacional conforma una tríada fascinante.

3. Desconectar en el Parque Frogner, el edén de la ciudad

Este parque de 44,51 hectáreas es el más grande de Oslo y su zona de esparcimiento más popular. El espacio, que acogió una mansión extravagante, combina ahora ese lujo con un paisaje impecable al que acuden familiares y amigos para reunirse entre jardines y rosas. Sumérgete en los baños Frogner, admira la instalación escultural Vigeland y relájate a gusto.

4. Ir a la Ópera de Oslo

La Ópera de Oslo es una obra maestra de la arquitectura, así como su orgullo y su gloria. Es enorme pero liviana, luce tan ligera como una pluma y parece capaz de flotar en el agua. El interior, igual de impresionante, alberga la Ópera Nacional, el Ballet y el Teatro. Si no vas a comprar entradas, pasea por la pendiente y contempla la bahía.

5. Recorrer el Museo de Historia Natural de la Universidad de Oslo

El museo de historia natural más antiguo de Noruega está lleno de especímenes fascinantes. Cuenta con un amplio abanico de exhibiciones, muestra miles de especies en el jardín botánico y te acerca a las criaturas salvajes en sus galerías zoológicas. Lo más destacado de sus prestigiosos salones geológicos es "Ida", el fósil más antiguo y completo de un primate ancestral que se conoce.

Dónde comer en Oslo

En el centro de Oslo, Maaemo es uno de los iconos de la nueva cocina nórdica, que ya ha recibido dos estrellas Michelin, pero debes reservar con anticipación. Statholdergaarden ofrece elegancia y comida gourmet, mientras que Grefsenkollen tiene un ambiente rústico y chefs expertos. También puedes encontrar pizzas tailandesas e hindúes. Te costarán, igual que los kebab, alrededor de 180 kr, mientras que las comidas gourmet de tres platos están disponibles desde 600 kr.

Cuándo visitar Oslo

Oslo en octubre
Precio estimado de hotel
$77
1 noche en un hotel de 3 estrellas
Oslo en octubre
Precio estimado de hotel
$77
1 noche en un hotel de 3 estrellas

Si quieres centrarte en las visitas turísticas, los museos y las compras, el verano es la mejor época. La temperatura media en primavera es 10 ºC y, en verano, 20 ºC. En cualquier caso, nunca suele sobrar una chaqueta. En la época estival podrás ir a playas como la de Tjuvholmen, donde suele hacer calor. Además, el invierno también es genial, sobre todo si te gusta esquiar.

Datos proporcionados por weatherbase
Temperaturas
Temperaturas
Promedio
Celsius (°C)
Datos proporcionados por weatherbase

Cómo llegar a Oslo

En avión

Oslo-Gardermoen (OSL) es el principal aeropuerto internacional de Oslo. Como está a 48 kilómetros, tendrás que desplazarte hasta la ciudad. Para ello puedes usar los trenes de Flytoget, que salen cada 10 minutos, tardan 20 minutos y cuestan 200 kr. Por otra parte, los trenes de NSB son más baratos: 90 kr, aunque tardan algo más. Viajar en autobús cuesta 150 kr, mientras que los taxis te saldrán por unas 800 kr.

En tren

Algunos viajeros llegan a Oslo desde la ciudad sueca de Gotemburgo, que conecta Oslo con Europa continental. Si te desplazas en tren, llegarás a la estación central, ubicada a poca distancia de los hoteles más céntricos. Con ACP Rail International es posible viajar desde Estocolmo por unas 342 kr.

En coche

Conducir hasta Oslo es otra opción. La mejor ruta a la ciudad es a través de la autopista E6 de Suecia, que se extiende desde Gotemburgo y Copenhague. Seguidamente, entra en la E16 en dirección sur.

En autobús

Oslo es la principal terminal de autobuses de Noruega y también cuenta con servicios internacionales desde Dinamarca, Finlandia y Suecia. La mayoría de los autobuses son gestionados por Swebus, FlixBus y Nettbuss, que ofrecen servicios a Oslo Bussterminal, a unos 600 metros al sureste del centro de la ciudad. Un desplazamiento desde Gotemburgo, en Suecia, dura unas tres horas y medio y cuesta a partir de 135,86 kr.

Aeropuertos cerca de Oslo

Aerolíneas con servicio en Oslo

United Airlines
Bueno (69.493 opiniones)
American Airlines
Bueno (47.672 opiniones)
Lufthansa
Bueno (28.404 opiniones)
KLM
Bueno (3.806 opiniones)
Delta
Bueno (30.746 opiniones)
Air France
Bueno (4.363 opiniones)
British Airways
Bueno (23.348 opiniones)
Turkish Airlines
Bueno (23.616 opiniones)
SWISS
Excelente (9.189 opiniones)
Iberia
Bueno (6.164 opiniones)
Qatar Airways
Excelente (11.543 opiniones)
Austrian Airlines
Bueno (4.859 opiniones)
Air Canada
Bueno (25.045 opiniones)
Emirates
Excelente (15.778 opiniones)
Brussels Airlines
Bueno (2.481 opiniones)
Ryanair
Bueno (18.748 opiniones)
Scandinavian Airlines
Bueno (5.453 opiniones)
TAP AIR PORTUGAL
Bueno (5.580 opiniones)
Finnair
Bueno (3.877 opiniones)
JetBlue
Excelente (20.180 opiniones)
Ver más

Dónde alojarse en Oslo

Oslo presenta una amplia gama de opciones de alojamiento en todos los niveles de precios. Si apuestas por el lujo, el céntrico Grand Hotel Oslo, que alberga a los ganadores del Premio Nobel durante su ceremonia de entrega, es imprescindible. Otros excelentes hoteles boutique son First Hotel Grims Grenka y The Thief. Si prefieres precios bajos, el Anker Hostel es estupendo. Entre las 400,03 kr del Hotel Continental y las 107,70 kr del Thon Hotel Oslofjord se ubica el rango de precios habitual en esta ciudad.

Zonas populares en Oslo

1. El centro de Oslo es el núcleo neurálgico de la nación noruega y de su capital. Incluye atracciones históricas como la fortaleza de Akershus y la Galería Nacional, así como muchos de los mejores hoteles de la ciudad, entre ellos el Comfort Hotel Grand Central.

2. Grünerløkka es el epicentro neurálgico de las compras y la vida nocturna, así como el lugar favorito entre los jóvenes. Históricamente ha sido una zona de clase trabajadora ubicada en la orilla este del río Akerselva. Ahora está llena de clubes, boutiques, bares y pequeños comercios como Velouria Vintage, Frøken Dianas Salonger y Manillusion. Entre sus restaurantes destacan Bass Oslo, Ostebutikken, Munchies y Mucho Mas, con exóticos sabores mexicanos.

3. Oslo oriental es un barrio rico, cómodo y lleno de atracciones, como el Museo Munch, el jardín botánico y el zoológico. Es la mejor zona familiar de la ciudad.

Dónde alojarse en zonas populares de Oslo

Cómo moverse en Oslo

Transporte público

Oslo disfruta de un excelente sistema de transporte público, con metro, tranvías, autobuses, trenes y transbordadores. Un billete simple cuesta 30 kr, los bonos de un día 90 kr y, los semanales, por 220 kr.

Taxi

Los taxis en Oslo pueden ser útiles, pero no económicos. Pagarás unas 15 kr por cada 1,6 kilómetros, una tarifa que aumenta a 18 kr tras los primeros 24 kilómetros.

Coche

Si quieres explorar los fiordos o desplazarte con tus equipos de esquí, te conviene alquilar un automóvil en Europcar, Sixt y Hertz, cuyas tarifas diarias parten desde 230 kr.

Agencias de alquiler de autos en Oslo

Avis

Avis

El costo de vida en Oslo

Calles de compras

Oslo es el centro de la moda y el diseño noruegos, así como el núcleo minorista del país. Bogstadveien es la principal calle comercial de las cadenas de tiendas, pero ir de compras a Grünerløkka resulta más divertido. El mercado dominical de antigüedades y artesanías y las pequeñas tiendas de Markveien, como Velouria Vintage o Galleri Markveien, son buenas referencias.

Comestibles y otros

Los turistas pueden ahorrar mucho en Oslo comprando en supermercados como Rema 1000, Bunnpris y Kiwi. En cuanto a los precios, ten en cuenta que una cerveza importada, de 33 centilitros, cuesta 35 kr y una botella de cerveza nacional de medio litro ronda las 31 kr.

Cheap meal
$21,42
Unos jeans
$102,91
Un trayecto en transporte público
$3,81
Un capuchino
$4,50
Otras ciudades populares en Oslo